Claves para incorporar a los empleados del sector hotelero en situación de ERTE

Continuamos con los webinars incluidos en el programa ‘Píldoras de conocimiento para afrontar los nuevos retos tras el COVID-19’, impulsado por Turisme Comunitat Valenciana. En esta ocasión, el tema central han sido los recursos humanos en el ámbito hotelero, con la ponencia titulada ‘Decisiones laborales en torno a los ERTEs’, a cargo del director del departamento laboral de PwC Levante, Joaquín Vañó.

El experto ha centrado su charla en tres grandes apartados: ERTEs por causa fuerza mayor, la desescalada y sus efectos, y ERTEs por causas productivas.

1. ERTES por causa de fuerza mayor

El experto ha asegurado en este apartado que, entre los meses de marzo, abril y mayo, “ha habido un maremágnum de legislaciones, ha sido vertiginoso, 10 reales decretos que tienen una influencia directa en el ámbito hotelero”.

Para el sector hotelero, la Orden del Ministerio de Sanidad de 19 de marzo acordaba establecer la suspensión de la apertura al público de todos los hoteles y alojamientos similares en cualquier parte del territorio nacional, quedando permitida la prestación de servicios de vigilancia, seguridad y mantenimiento de los establecimientos.

Esto supuso, según ha indicado, la implantación de una serie de medidas extraordinarias en materia de cotización en relación con los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor:

  • Exonerar a la empresa del abono de la aportación empresarial
  • Periodo de aplicación: mientras dure el estado de alarma
  • Importe de la exoneración de cuotas según el número de trabajadores (100% para más de 50 empleados y 75% en el caso de empresas menores de 50 empleados)
  • Solicitud expresa por parte de la empresa ante la Tesorería General de la Seguridad Social

2. La desescalada y sus efectos

A continuación, el ponente ha analizado la actividad permitida en la hostelería durante las fases de desescalada entre el 11 de mayo y hasta el 30 de junio. “¿Estoy obligado a incorporar a trabajadores a tiempo parcial que están suspendidos de empleo?”, se ha preguntado Vañó, que ha respondido que esta cuestión va a ser el principal conflicto en este ámbito.

“El problema va a ser quién determina cuál es el personal necesario según el nivel de actividad de la empresa”, pero sin duda, apunta el experto, la administración investigará los casos de abuso, por lo que es imprescindible acreditar la imposibilidad de apertura, en caso de que exista, y justificar muy bien que existen causas suficientes para no abrir”.

Según ha explicado, “si pudiendo abrir un establecimiento, se decide no abrir, aunque sea a tiempo parcial, esta decisión puede ser revisada por la administración laboral, que nos exigirá tener causas suficientes para no retomar la actividad e, incluso, puede solicitar la devolución de las cotizaciones de las que la empresa ha sido exonerada” 

Además, Vañó ha añadido que “el decreto premia la reincorporación y esto va a generar muchísimos problemas de cara al futuro porque la decisión de retomar la actividad no es fácil desde el punto de vista del negocio”, y ha puntualizado que “las empresas que no puedan retomar su actividad mantendrán las exenciones al 100%, el problema llegará cuando tengamos que discutir qué parte de la actividad pueden retomar esas empresas”.

3. ERTES por causas productivas

“¿Qué alternativas tiene el sector hotelero si se acaba la fuerza mayor el 30 de junio?” es una de las preguntas que ha lanzado el director del departamento laboral de PwC Levante. Es difícil que el sector turístico pueda recuperar totalmente el 1 de julio, ha indicado, sobre todo teniendo en cuenta la situación del mercado y las medidas en cuanto a la movilidad nacional e internacional que se han impuesto.

En este sentido, el experto ha explicado que el marco jurídico laboral nos ofrece la posibilidad de acudir a un ERTE por causas productivas. Este tipo de ERTEs podrán entrar en vigor en cuanto acabe el ERTE por causa de fuerza mayor y algunas de las causas que justificarían el descenso de la actividad productiva en el sector hostelería serían:

  • Descenso de la previsión de ocupación
  • Pérdida o descenso de reservas
  • Descenso en la actividad relacionada con eventos profesionales (congresos)
  • Descenso de la actividad relacionada con eventos particulares (bodas)
  • Cualquier otra actividad que redunde en una menor actividad de la proyectada, comparada con ejercicios anteriores

Finalmente, el director del departamento laboral de PwC Levante ha respondido a numerosas preguntas de los oyentes relacionadas con el ámbito de los ERTEs en el sector turístico.

Deja un comentario

¿Sabes que más de 500 alumnos y profesionales se han formado con nosotros en el sector hotelero?

Abierta convocatoria
noviembre 2020

Si tienes prisa déjanos tu email y te enviaremos
información para que lo revises
con tranquilidad.

    ABIERTO SEGUNDO PLAZO DE INSCRIPCIÓN PARA EL MASTER EN DIRECCIÓN DE HOTELES

    CONVOCATORIA NOVIEMBRE 2020